NO LO ACOMPAÑÓ LA SUERTE.

Jorge Correa tuvo un fin de semana complicado en el marco de la cuarta fecha del campeonato. En el circuito ocho del Autódromo de Buenos Aires, Correa padeció diversos problemas que limitaron su rendimiento en cada salida a pista, aunque pudo completar la segunda final del domingo.

La previa traía buenas expectativas para Correa y el AR Competición, ya que se habían realizado una buena cantidad de trabajos en la antesala de la jornada, sin embargo las complicaciones aparecieron incluso antes de arribar al Hermanos Gálvez.

Ya en el Autódromo Jorge fue parte de los dos entrenamientos, pero con una falla en el motor a cuestas. Por ello se decidió cambiar la planta impulsora, perdiéndose la clasificación sabatina. El domingo le tocó largar desde el fondo y en la primera final debió abandonar en el noveno giro, mientras que en la segunda cruzó la meta en séptimo lugar, siendo cuarto en la Clase B, cerrando una fecha plagada de problemas.

“No tuvimos mucha suerte durante el fin de semana. Comenzamos con el corte de una válvula cuando estábamos poniendo a punto el motor. En la primera tanda del sábado se rompió un pistón y decidimos cambiar el motor, colocando un muleto con un rendimiento más limitado. En la primera final se rompió el perno de la selectora y quedó trabada en punto muerto y eso nos hizo abandonar. En la segunda vimos la bandera a cuadros, aunque terminamos no de la mejor manera. El motorista ya está trabajando en el motor titular y el objetivo es seguir desarrollándolo en las fechas finales, con el objetivo de tomarnos más en serio el próximo campeonato de la Clase B”, declaró Correa.

Fotos: Matías Mazzocchi

 

 

 

gallery/70467976_129470295078159_5298172532795375616_o
gallery/71112100_129470495078139_5516282349454622720_n
gallery/70436921_129470365078152_3042000296373911552_n